Metodología

adventure calm clouds dawn

Pedagogías respetuosas y coherentes con la escencia del ser humano

Nuestra propuesta metodológica se basa en la experiencia y trabajo de personas especialmente sensibles para la observación de los procesos del desarrollo humano. Nos basamos en corrientes pedagógicas respetuosas y coherentes con la esencia del ser humano, que favorecen el alineamiento con uno mismo/a y la conexión con el inmenso potencial que cada uno/a lleva dentro.

Nos nutrimos y tenemos como bases pedagógicas y metodológicas el trabajo de autores y autoras como:

  • María Montessori
  • Jean Piaget
  • Rudolf Steiner (Pedagogía Waldorf)
  • Emmi Pikler
  • Rebeca y Mauricio Wild
  • ArnoStern, Miguel Castro y Vega Martín (Educación creadora)
  • Aletha Solter
  • Antonio Guijarro
  • Humberto Maturana

pexels-photo-691668.jpeg

Nuestra concepción de la educación se nutre permanentemente de distintas ramas del conocimiento y autores

Pero no sólo eso. Las aportaciones desde el mundo de la psicología, la filosofía, la pedagogía, la biología, la antropología, la sociología o la neurociencia al campo de la educación son constantes en la historia y el tiempo. Así nuestra concepción de la educación se nutre permanentemente de distintas ramas del conocimiento y de distintos autores y autoras, como Paulo Freire, Catherine L’Ecuyer, Mónica Cavallé… y esto se debe a que no sólo se aprende en la infancia y juventud. Vivimos en un estado de aprendizaje permanente, que hace que haya una línea constante de conocimientos que vamos adquiriendo y que generan nuevas preguntas que nos llevarán a otros conocimientos.

Esta visión del aprendizaje constante nos facilita acercarnos a las niñas y niños con los que trabajamos y convivimos, de una forma mucho más humilde y desprovista de poder, haciendo de la horizontalidad una herramienta fundamental de trabajo.

Gracias a las aportaciones de muchos de los pensadores y pensadoras anteriormente mencionados, nuestro trabajo parte del juego libre y espontáneo, como motor esencial de aprendizaje. Es el sistema más refinado y perfecto para un niño o niña (y también para el adulto) de aprender e interiorizar el conocimiento. Y sobre todo es una forma de aprender placenteramente. La neurobiología ya se ha encargado de hacernos saber que el aprendizaje y la asimilación del conocimiento están relacionados con el placer que percibimos y sentimos, por lo que un niño o niña que juega y se siente feliz y querido, aprenderá sin problemas.

Partimos de la base de que somos diferentes y consideramos las diferencias como una fuente de riqueza

Al ser el Juego el principal motor de la felicidad y del desarrollo, lo protegemos y lo acompañamos sin juicios, sin intromisiones y sin refuerzo positivo. Nos situamos detrás del niño observando su proceso y atendiendo a sus necesidades (emocionales, expresivas, técnicas…) de forma que pueda seguir concentrado en su actividad, sin robar descubrimientos ni adelantar procesos, acompañando su frustración y permitiendo que experimente sus propias conquistas a su ritmo, único entre el de los demás.

El juego es la actividad más seria y rigurosa que existe y el elemento fundamental en el desarrollo de un ser humano, imprescindible para el crecimiento y para la salud física y mental. Un niño que juega es un niño sano, y también un adulto que juega. El Ser Humano, a diferencia de muchos animales juega durante toda la vida.

Nuestro trabajo en la educación para la paz y el respeto al otro nos lleva a poner límites firmes a cualquier tipo de agresión física o verbal y hacemos reflejo o descripción de las situaciones y emociones utilizando la escucha activa. No distraemos, ni aconsejamos, ni consolamos, ni damos opiniones, ni sermoneamos, ni damos soluciones, no cuestionamos o animamos. Acompañamos y tenemos una presencia consciente y respetuosa ante el malestar (o bienestar) de niños y niñas haciendo uso de la comunicación no violenta como herramienta de trabajo.

woman wearing grey long sleeved top photography

Partimos de la base de que somos diferentes y consideramos las diferencias como una fuente de riqueza desde la que cada individuo puede autoafirmarse y sentirse libre siendo quien es en un grupo que le acepta porque a su vez es aceptado con sus diferencias.

El respeto profundo a esta diferencia y a este ser genuino de cada ser humano constituye la base fundamental para que cada niña y niño puedan ser quienes son sin miedo al juicio del adulto que lo acompaña o al de otros compañeros. La directividad y estandarización en los procesos educativos va generando poco a poco la estandarización también de las personas, eliminando lo genuino y único que hay en cada uno de nosotros y convirtiendo la creatividad y la imaginación en algo residual. Por ello, desde nuestra perspectiva, trabajamos eliminando el juicio del trabajo que hacen niños y niñas, y por su puesto eliminando también los procesos de estandarización.

Esto se puede observar perfectamente en la forma en la que nos ocupamos de la expresión “artística” a través de la Educación creadora. En el taller de dibujo y arcilla, no hay nunca un modelo a seguir, algo que copiar o imitar. Los pequeños se enfrentan a hojas y tablillas en blanco, donde plasman aquello que les nace de forma espontánea o aquello que les ha dejado huella. No reciben una evaluación o juicio positivo o negativo de su trabajo ya que esto condicionaría su libertad para expresarse libremente en trabajos posteriores.

El juego es la actividad más seria y rigurosa que existe y el elemento fundamental en el desarrollo de un ser humano